Opinion

SANTA CRUZ FEDERAL, la nueva potencia.

24/09/2019

Por: Jhamil Mita Sangüeza

Partamos primero definiendo que federalismo no es separatismo; federalismo es el sistema político donde los gobiernos locales conservan su soberanía, por lo que tienen autonomía en las decisiones políticas, económicas y administrativas en beneficio de su pueblo. En contra parte tenemos al centralismo, sistema político donde todo el poder y la toma de decisiones recaen sobre el gobierno central.

Como verán no hace falta ser un erudito en la materia para darse cuenta que hace bastantes años vivimos en un centralismo sumido en la arrogancia, corrupción e incompetencia aislado de lo que en teoría debería ser un gobierno nacional preocupado por sus pueblos. Un ejemplo claro es el devastador desastre registrado como la mayor tragedia forestal de la historia Boliviana que al día de hoy suman más de 3 Millones las hectáreas de bosques quemados y quienes tienen la facultad de hacer una declaratoria de Desastre Nacional para abrir ayuda internacional se jactan de “controlar el fuego de forma rápida y efectiva” aseverando además que “sólo liberándonos del lujo, el lucro, el consumismo, podremos salvar nuestro planeta Tierra” (Declaraciones de Evo Morales frente a un centenar de líderes mundiales en la Asamblea General de la ONU en Nueva York ayer lunes 23 de Septiembre).

Los cruceños y bolivianos sabemos que el Sr. Morales es el menos indicado para hablar de lujo y consumismo mucho menos vanagloriarse de controlar el fuego de forma rápida y efectiva. A mi gusto esto no solo representa una burla sino también la gota que rebalsa el vaso de agua para gritar ¡No más centralismo! Santa Cruz no puede continuar con una monarquía absolutista, es necesaria la independencia, cada departamento con su gobierno, en sus inicios nos mintieron, ofrecieron al país descentralización, autonomías plenas, pero a 14 años están demostrando todo lo contrario.

La historia nos cuenta tragedias similares, una de ellas las bombas atómicas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki – Japón, días de completa desolación en el que todo se hizo polvo y cenizas no solo los bosques, cultivos y construcciones sino también las más de 140 mil personas que perdieron la vida. Son sin duda escenas devastadoras parecidas al polvo y ceniza con los que uno se encuentra en la Chiquitania.

PUBLICIDAD

Recuerdo a Miguel Ángel Cornejo narrar este hecho diciendo que lo único que Japón tenía en ese entonces eran dos cosas “agua y japoneses” estaban en la miseria, 40% de sus ciudades destruidas, sin oro, sin plata, sin minerales ni nada, la bomba atómica lo había destruido todo, ese año 1945 el ingreso per cápita de un japonés era de 20$ anuales 1,6$ al mes, lo llamativo de todo esto es que un año después esta ciudad comenzó a reconstruirse y al día de hoy según el Fondo Monetario Internacional (2019) Japón se encuentra en el tercer puesto como Potencia Económica a nivel Mundial, luego de Estados Unidos la Unión Europea y China, con un ingreso per cápita que en promedio superan los 40.000$ anuales.

Puede que Santa Cruz haya perdido más de 3 Millones de bosques, puede que haya sido esclavizada abusada y olvidada por un gobierno central, puede que quieran atreverse a destruir hasta lo más preciado de un cruceño, pero nunca podrán destruir nuestra idiosincrasia, nuestra forma de ser, distinguidos como emprendedores, hospitalarios, pujantes, audaces, osados, intrépidos y valientes, eso nos llevara a ser la nueva potencia, sin centralismos. ¡Viva Santa Cruz federal!

//Jhamil Mita Sangüeza es Médico, estudiante de Ciencias Políticas, Vicepresidente de la plataforma ciudadana Sos Bolivia//

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar